Se prohíben las vuvuzelas

En el Mundial de fútbol que se desarrolló en Sudáfrica y dejó como campeón a España, aparecieron como un elemento novedoso las vuvuzelas. Sin embargo, no surgieron para enaltecer el certamen, sino para decorarlo y generar una molestía en gran parte del mundo, salvo en los ciudadanos del continente anfitrión. Por ese motivo, las autoridades que se encargan de la organización del campeonato mundial de baloncesto decidieron que se prohibirán el uso de estos componentes en los estadios.

Hay que remarcar que al ser más pequeños los estadios, y en muchos casos ser lugares cerrados podría afectar notoriamente al espectáculo. En primer lugar se verían complicados los jugadores ya que estarían propensos a desconcentrarse, y sobre todo en un deporte en el cual es muy importante estar siempre bien atentos. En segundo lugar la televisación también sufriría problemas, debido a que el fuerte sonido sería captado por las cámaras e impediría la realización de una buena transmisión. El único país que pudo privar de esa resonancia fue Portugal.

Vuvuzelas

La Federación Internacional de Básquetbol (FIBA) fue la encargada de brindar la información públicamente hacía todos los participantes. Hay que remarcar que la medida fue muy bien tomada, y a su vez avalada por las opiniones médicas. El secretario general de la entidad, Patrick Baumann fue el que se autorizó de brindar la opinión en nombre de todos los organizadores, al decir: “Queremos que los aficionados disfruten y hagan mucho ruido, pero no hasta el punto de arruinar la fiesta de los demás. Una vuvuzela es simplemente inapropiada en un espacio cerrado como una cancha de baloncesto. Es muy ruidosa y los expertos médicos afirman que el nivel de decibelios puede ser peligroso para la audición”.

En muchos lugares del mundo agradecen por esta medida, aunque en el continente africano puede ser mal vista por todos los ciudadanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.